Aquí encontraras varias recetas que te sugerimos.

Receta de panna cotta italiana casera.

De textura similar al flan, la panna cotta (literalmente “nata cocida”) es un delicioso postre típico de la región italiana del Piamonte. Es muy sencillo de preparar, así que en L’Aldilà queremos compartir nuestra propia receta de panna cotta italiana casera para que puedas prepararla en casa:

Ingredientes de la receta de panna cotta:

Para 4 comensales Tiempo de preparación: 15 min. Tiempo de reposo:  Mín. 3 horas. 1/2 l de nata líquida 125 ml de leche 4 láminas de gelatina 50 g de azúcar 1 vainilla en rama (opcional)

Preparación de la panna cotta italiana

Introduce las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría durante 10 minutos. Agrega la nata, la leche y la vainilla en un olla y ponla al fuego hasta llevarla a ebullición. Una vez hirviendo, baja el fuego y deja que se cocine unos 5 minutos más, removiendo bien para que no se pegue. Si no tienes vainilla, podrás agregarle después azúcar avainillado. Quita la olla del fuego y añade las placas de gelatina ablandadas y el azúcar. Remueve hasta que se hayan disuelto completamente. Posteriormente reparte la mezcla en 4 recipientes para postres y deja que se temple antes de enfriar en  la nevera, donde reposarán al menos 3 horas. Sirve la panna cotta casera con sirope, salsa o coulis de fresa u otras frutas. Para ello sólo tienes que cocinar la fruta en una olla con varias cucharadas de azúcar durante 10 minutos y triturarlas (opcional) al servir. ¿Problema para desmoldar la panna cotta? Introduce el molde varios segundos en agua caliente para que también se despegue del fondo del recipiente y de esta manera saldrá de forma sencilla, sin romperse.

Spaghetto al pomodoro e basilico o al burro e Parmigiano

Los Spaghetto al pomodoro e basilico o al burro e Parmigiano son un plato de pasta muy simple de preparar, con una deliciosa salsa de tomate y albahaca. Fundamental para que salgan exquisitos será contar con buena materia prima, como los tomates frescos y queso Parmesano rallado en el momento.

Ingredientes de la receta de Spaghetto al pomodoro:

Para 4 personas 360 gr de spaghetti 400 gr de tomatitos frescos 1-2 dientes de ajo 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra 8-10 hojas de albahaca,  di basilico, (y hojas para decorar el plato) Sal Preparación de Spaghetto al pomodoro e basilico o al burro e Parmigiano Poner agua a hervir para cocinar los espaguetis. Mientras tanto, dora el ajo en una sartén con aceite de oliva. cuando este en su punto, retirarlo. Añade los tomatitos cortados en dos (o en cuatro, depende del tamaño) y  saltea a fuego fuerte durante un par de minutos, revolviendo constantemente con una cuchara de madera. Aplástalos con un tenedor. Añade la sal, la mitad de la albahaca, cubre con una tapa y continúa la cocción de la salsa por un par de minutos más. Cuando el agua rompa el hervor, añade sal gruesa y pon a cocinar los espaguetis. Cuando estén al dente, vierte en la sartén, agrega la albahaca restante  y cocina durante unos segundos para ligar bien con la pasta de tomate. Sirve cada plato con guarnición.

Cómo preparar spaghetti alla carbonara

La teoría más extendida sobre el origen de este plato señala que los spaghetti alla carbonara se prepararon por primera vez durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los norteamericanos introdujeron grandes cantidades de tocino y huevos en polvo como parte de las raciones militares. Piensa que, si hay algo que no falta en la casa de un italiano, es la pasta: la combinación estaba servida, nacían los spaghetti alla carbonara. El termino “carbonara” viene de los partisanos italianos que se ocultaban en las minas de carbón mientras hostigaban al enemigo, y que también disfrutaban de este nuevo plato.

Receta de la espaghetti alla carbonara

Ingredientes de la spaghetti alla carbonara

400 g de spaghetti 200 g de pancetta o guanciale* 4 huevos 3 cucharadas de queso pecorino rallado 3 cucharadas de queso Parmesano rallado 1 diente de ajo Aceite de oliva extra virgen Sal, pimienta. Pon una olla con agua y sal al fuego para cocer la pasta. Mientras se calienta, mezcla en un recipiente los huevos, con el queso, sazona con sal y mucha pimienta recién molida: el objetivo es obtener una crema homogénea. Corta la pancetta en dados de un centímetro,  coloca en una sartén con un poco de aceite y ajo. Cuando el ajo empiece a dorarse, retíralo del fuego. Es importante que la pancetta suelte su grasa, que será la que redondeará el sabor del plato. Si no suelta grasa suficiente y ves que la pasta no está quedando lo suficientemente jugosa, guarda un poco de agua de cocción de la pasta y agrégalo: el almidón que ha soltado la pasta servirá para integrar todos los ingredientes y crear una salsa cremosa La preparación de la salsa debe realizarse justo antes sacar al dente la pasta para que pueda ser vertida inmediatamente en el recipiente. Mezcla con el huevo, el crujiente de pancetta caliente picado. Sirve en la mesa todavía humeante.

Recetas de:

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Cerrar menú
×
×

Carrito